Follow by Email

domingo, 30 de agosto de 2009

fiestas de la MARE DE DEU DE GRÀCIA DE VILA-REAL

FALTAN POCOS DÍAS PARA LA FIESTA MAYOR DE NUESTRA SANTA PATRONA, DONDE VILA-REAL, MI CIUDAD, LA RECIBE CON LOS BRAZOS ABIERTOS, EL PRIMER VIERNES DEL MES DE SEPTIEMBRE SE BAJA LA VIRGEN A NUESTRA CIUDAD, DURANTE SU TRAYECTO, QUE SON ALREDEDOR DE 3 KM HASTA LA IGLESIA MAYOR, NUESTRA PATRONA REALIZADA DOS PARADAS OBLIGATORIAS, UNA ANTE EL CEMENTERIO DONDE SE REZA POR TODOS LOS DIFUNTOS DE LA CIUDAD, LUEGO CONTINUA SU BAJADA HASTA LA ENTRADA DE LA CIUDAD, PARANDO ANTE EL CONVENTO DE LOS CARMELITAS, DURANTE SU TRAYECTO ES ACOMPAÑADA POR LOS VILA-REALENSES REZANDO EL ROSARIO, Y CONTINUANDO SU TRAYECTO POR UNA ALFOMBRA DE FLORES QUE LA GUIAN HASTA LA CIUDAD, A LA ENTRADA DE LA CIUDAD SE SUELTAN PALOMOS, UNA TRACA Y EL HIMNO DE ESPAÑA, SE OFRECE UN BAILE, Y NO SOLAMENTE ES RECIBIDA POR TODOS LOS CIUDADANOS, SINO TAMBIÉN POR LAS AUTORIDADES MUNICIPALES Y LAS AUTORIDADES ECLESIÁSTICAS, PRESIDIDAS POR EL SEÑOR OBISPO DE LA DIÓCESIS DE SEGORBE-CASTELLÓN
NUESTRA PASARA 8 DÍA CON NOSOTROS, RIENDIEDOLE DURANTE ESTE TIEMPO HONORES Y GLORIAS A NUESTRA MARE DE DEU, I MARE NOSTRA, Y CON GRAN PESAR VUELVE A SU ERMITORIO, AUN A PESAR QUE AUNQUE ESTE DURANTE TODO EL AÑO EN SU ERMITORIO SIGUE VIGILANTE JUNTO CON NUESTRO SANTO PATRÓN SAN PASCUAL


VISCA LA MARE DE DEU GRÀCIA

hermano rafael arnaiz

domingo, 23 de agosto de 2009

Santa María Reina (oración)

El 22 de agosto celebramos a la Santísima Virgen María como Reina. María es Reina por ser Madre de Jesús, Rey del Universo.

Un poco de historia

La fiesta de hoy fue instituida por el Papa Pío XII, en 1955 para venerar a María como Reina igual que se hace con su Hijo, Cristo Rey, al final del año litúrgico. A Ella le corresponde no sólo por naturaleza sino por mérito el título de Reina Madre.

María ha sido elevada sobre la gloria de todos los santos y coronada de estrellas por su divino Hijo. Está sentada junto a Él y es Reina y Señora del universo.

María fue elegida para ser Madre de Dios y ella, sin dudar un momento, aceptó con alegría. Por esta razón, alcanza tales alturas de gloria. Nadie se le puede comparar ni en virtud ni en méritos. A Ella le pertenece la corona del Cielo y de la Tierra.

María está sentada en el Cielo, coronada por toda la eternidad, en un trono junto a su Hijo. Tiene, entre todos los santos, el mayor poder de intercesión ante su Hijo por ser la que más cerca está de Él.


http://parroquiaicm.wordpress.com/2009/08/21/santa-maria-reina-oracion/

La Iglesia la proclama Señora y Reina de los ángeles y de los santos, de los patriarcas y de los profetas, de los apóstoles y de los mártires, de los confesores y de las vírgenes. Es Reina del Cielo y de la Tierra, gloriosa y digna Reina del Universo, a quien podemos invocar día y noche, no sólo con el dulce nombre de Madre, sino también con el de Reina, como la saludan en el cielo con alegría y amor los ángeles y todos los santos.

La realeza de María no es un dogma de fe, pero es una verdad del cristianismo. Esta fiesta se celebra, no para introducir novedad alguna, sino para que brille a los ojos del mundo una verdad capaz de traer remedio a sus males.

HIMNO

Reina y Madre, Virgen pura,
que sol y cielo pisáis,
a vos sola no alcanzó
la triste herencia de Adán.

¿Cómo en vos, Reina de todos,
si llena de gracia estáis,
pudo caber igual parte
de la culpa original?

De toda mancha estáis libre:
¿y quién pudo imaginar
que vino a faltar la gracia
en donde la gracia está?
Si los hijos de sus padres
Toman el fuero en que están,
¿cómo pudo ser cautiva
quien dio a luz la libertad? Amén

Oración

Dios todopoderoso, que nos has dado como Madre y como Reina a la Madre de tu Unigénito, concédenos que, protegidos por su intercesión, alcancemos la gloria de tus hijos en el reino de los cielos.

Reina dignísima del mundo, María Virgen perpetua, intercede por nuestra paz y salud, tú que engendraste a Cristo Señor, Salvador de todos.

martes, 18 de agosto de 2009

CARTA del OBISPO de la Diócesis









La canonización de Rafael Arnaiz reunirá en Roma a los adoradores

La Adoración Nocturna de Oviedo organiza un viaje a Roma, el próximo 11 de octubre, para asistir a la canonización del beato Rafael Arnaiz Barón, primer adorador nocturno de España que accede a los altares y que perteneció a la sección de Oviedo de esta institución.

Arnaiz nació en Burgos el 9 de abril de 1911 y en 1923 su familia se establece en Oviedo. Arnaiz colaboró en su juventud con Acción Católica, hasta que se trasladó a Madrid en 1934 para ingresar en el monasterio de La Trapa, Dueñas, donde falleció cuatro años más tarde por un coma diabético.



jueves, 13 de agosto de 2009

el primer adorador nocturno que es elevado a los altares.


El 11 de octubre se pondrá fin a un largo proceso que comenzó hace más de 40 años y el Beato Rafael se convertirá en el primer adorador nocturno que es elevado a los altares.
Rafael Arnáiz nació en Burgos, pero a los 12 años se trasladó a Oviedo en donde vivió hasta que comenzó sus estudios de Arquitectura en Madrid. Fue precisamente en la capital del Principado donde ingresó en la Adoración Nocturna. De ahí que la Sección de Oviedo y el Monasterio de San Isidro en Palencia, en donde el hermano Rafael pasó sus últimos años de vida como monje trapense, organicen conjuntamente una peregrinación a Roma para asistir a su canonización.
La canonización es el último y definitivo reconocimiento de la Iglesia a Rafael Arnáiz, hijo de una familia noble que renunció a todas sus comodidades para ser monje. El Papa Juan Pablo II ya lo puso como un ejemplo para los jóvenes en una visita a España.
Viaje a Roma
Efrén Díaz, presidente de la Adoración Nocturna en Oviedo, reivindicó la importancia del hermano Rafael para la comunidad católica de la ciudad porque «además de ser un gran ejemplo por su dedicación cristiana, encontró su verdadero camino mientras rezaba entre las paredes de nuestra catedral».


El obispo de Segorbe-Castellón destaca que la verdad y la caridad son inseparables

El obispo de Segorbe-Castellón, monseñor Casimiro López, titula su carta dominical de esta semana "La caridad en la verdad". En ella comenta la nueva encíclica de Benedicto XVI y destaca que la verdad y la caridad son inseparables y resalta que "la crisis no sólo es fruto de un déficit en las estructuras económicas, sino también de la mentira, la avaricia, el egoísmo y la mala administración".

reenviar | imprimir
Redacción Local - 19-07-09

Monseñor Casimiro López
+ audiosAUDIOS
Obispo de la Diócesis de Segorbe-Castellón

+ videosVIDEOS

Carta Dominical

La caridad en la verdad

Queridos diocesanos:

Benedicto XVI acaba de hacer pública su tercera encíclica: “Caritas in veritate” (la Caridad en la verdad). Era esperada desde 2007 para conmemorar el 40 aniversario de ‘Populorum progressio’, de Pablo VI. La complejidad de la redacción explica la demora de su publicación y que haya salido a la luz cuando la crisis económica ha puesto los problemas sociales en el centro de la atención internacional. “Caritas in veritate”, sin embargo, va más allá de la crisis actual.

‘Caritas in veritate’ está dedicada al ‘desarrollo humano integral’. El Papa va al núcleo de la cuestión amplia y compleja del desarrollo humano. En un mundo de expansiva globalización, el Papa ofrece de nuevo la luz del Evangelio. Y afirma que “la caridad en la verdad, de la que Jesucristo se ha hecho testigo con su vida terrenal y, sobre todo, con su muerte y resurrección, es la principal fuerza impulsora del auténtico desarrollo de cada persona y de toda la humanidad” (n. 1). Es decir, la caridad en la verdad manifestada en Cristo es la fuerza de la transformación del universo, de todo el mundo humano, de toda la creación. Este es el norte del camino de la humanidad: la verdad y la caridad, ambas inseparables.

La verdad del hombre es inseparable de la verdad de Dios, que es Amor, como se nos ha hecho palpable y visible en el rostro humano de Jesús, su Hijo, Caridad y Verdad. El amor tiene su origen en Dios, Amor eterno y Verdad absoluta. Verdad y caridad han de ir siempre unidas. No puede haber verdadero desarrollo humano sin Dios. El olvido de Dios lleva al olvido de los hombres. “El humanismo que excluye a Dios es un humanismo inhumano”, dice el Papa. Sin Dios, el hombre se vuelve contra el mismo hombre, porque se estrecha su horizonte y aparecen sus egoísmos que restan solidaridad, apertura a los demás y valoración de la vida en todos sus aspectos. A, su vez, la caridad sin verdad se queda en mero sentimentalismo, en envoltorio vacío, en soluciones empíricas y escépticas. El motor de toda la vida del hombre es el amor, también en el campo de la justicia y de la paz.

El Papa conjuga la caridad y la verdad al servicio del hombre y de su desarrollo integral. La encíclica sitúa a la persona humana en el centro del desarrollo, de la globalización y de la economía. Por encima o en el centro de todo ha de estar la persona en su dignidad irrepetible. “El primer capital que hay que salvaguardar es la persona”, afirma el Papa.

La encíclica nos invita a “volver a pensar el modelo económico occidental”. La crisis no sólo es fruto de un déficit en las estructuras económicas, sino también de la mentira, la avaricia, el egoísmo y la mala administración. Es necesaria, afirma el Papa, una economía basada en la moral; el desarrollo es imposible sin hombres rectos, sin operadores económicos y hombres políticos que vivan fuertemente en sus conciencias la llamada y las exigencias del bien común. La Iglesia inspira, pero no hace política: no tiene soluciones técnicas que ofrecer. La doctrina social de la Iglesia no es una ‘tercera vía’, sino un ‘elemento de la evangelización’. La encíclica nace a la luz de la revelación, y desde ella ha de ser leída; acogida sin prejuicios es luz para la sociedad.

http://www.cope.es/hemeroteca/2009/07/21/local/19-07-09--obispo-segorbe-castellon-destaca-que-verdad-caridad-son-inseparables-59543-2

martes, 11 de agosto de 2009

viaje a LOURDES

De Collages



en este collage muestro las fotos no sólo de la gruta donde se halla la Virgen de Lourdes, sino también el Calvario que se halla justo al lado del Santuario

lunes, 10 de agosto de 2009

santuario de lourdes

desde aqui animo a todos los visitantes a que entren en esta página web, es un sitio maravilloso, donde te reencuentras a ti mismo. El santuario es un lugar de recogimiento, de esperanza, de fe, en definitiva, es un lugar donde la paz inunda tu alma, donde te encuentras cara a cara con la Virgen santísima.
Es una experiencia que es dificil de narrar, porque cada persona la vive de una forma diferente, pero ves a tu alrededor miles de personas, orando, ofreciendo velas a la Virgen, ves la devoción a nuestra madre, y te hace sentir tan dichoso, que una emoción te envarga de tal modo que te es dificil no emocionarte, es una sensación bellísima.


http://www.lourdes-radio.com/player_live/player_live_fr/player-token_fr.php en este enlace se puede ver en directo las personas que se acercan hasta la gruta de la Virgen, es un goteo constante, el llegar hasta aqui se hace dificil en muchas ocasiones, son demasiadas las cargas que llevamos encima, demasiadas peticiones, pero ella te reconforta, te ofrece la paz que tanto ansías, aunque como ya he dicho anteriormente es tanto el peso que llevamos sobre nosotros que te es dificil no derrumbarte cuando llegas a los pies de la Virgen



IDEARIO ESPIRITUAL DE LA ADORACION NOCTURNA ESPAÑOLA

http://cayetanomedinasomosierra.blogspot.com/2009/08/ideario-espiritual-de-la-adoracion.html

santo cura d´ars


http://www.corazones.org/santos/juan_vianney.htm

el mayor milagro del cura d´Ars


9 sermones del santo cura d´Ars



Frases del Cura de Ars




En fiesta del Cura de Ars, católicos pueden obtener indulgencia plenaria

Al conmemorarse los 150 años de la muerte de San Juan María Vianney, elSanto Cura de Ars, y en el marco del Año Sacerdotal decretado por el Papa Benedicto XVI; este martes 4 de agosto los sacerdotes y fieles católicospodrán obtener la indulgencia plenaria; siguiendo los requisitos correspondientes.

Los sacerdotes podrán ganar la indulgencia plenaria si rezan con devoción al menos Laudes o Vísperas ante el Santísimo Sacramento, expuesto a la adoración pública o reservado en el sagrario, o bien que, a ejemplo de San Juan María Vianney, se ofrezcan con espíritu dispuesto y generoso a la celebración de los sacramentos, sobre todo la Penitencia.

Asimismo, los presbíteros podrán alcanzar indulgencia parcial cada vez que recen con devoción oraciones aprobadas para llevar una vida santa y cumplir santamente las tareas a ellos encomendadas.

Por su parte, los fieles podrán obtener la indulgencia plenaria siempre que "asistan con devoción al sacrificio divino de la misa yofrezcan por los sacerdotes de la Iglesia oraciones a Jesucristo, sumo y eterno sacerdote, y cualquier obra buena realizada ese día, para que los santifique y los modele según su Corazón".

En tanto, a los impedidos por una causa legítima: enfermos, encarcelados, ancianos o minusválidos, monjes y monjas de clausura, etc., se les concede la indulgencia plenaria si con el espíritu desprendido de cualquier pecado y con la intención de cumplir, en cuanto les sea posible, las tres acostumbradas condiciones, en su casa o donde se encuentren a causa de su impedimento, en los días antes determinados rezan oraciones por la santificación de los sacerdotes, y ofrecen con confianza a Dios, por medio de María, Reina de los Apóstoles, sus enfermedades y las molestias de su vida.

Los requisitos, anteriores a los mencionados, para obtener la indulgencia plenaria, son: estar en gracia de Dios luego de haberse confesado, recibir la Comunión, rezar por las intenciones del Papa y renunciar a todo tipo de apego al pecado.

http://www.aciprensa.com/noticia.php?n=26340

Indulgencias Plenarias por el Año Sacerdotal

¿Cómo ganar indulgencias plenarias en el Año Sacerdotal?

Benedicto XVI concederá a los sacerdotes y fieles la indulgencia plenaria con motivo del Año Sacerdotal que se iniciará el próximo 19 de junio, convocado en honor de San Juan María Vianney, según informa el decreto hecho público el martes 12 de mayo de 2009, firmado por el Cardenal James Francis Stafford y el Obispo Gianfranco Girotti, O.F.M. Conv., respectivamente penitenciario mayor y regente de la Penitenciaría Apostólica.

El período comenzará con la solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús, “jornada de santificación sacerdotal” -dice el texto- cuando el pontífice celebrará las Vísperas ante las reliquias del santo traídas a Roma por el obispo de Belley-Ars y concluirá en la Plaza de San Pedro el 19 de junio de 2010 en presencia de sacerdotes de todo el mundo, que “renovarán la fidelidad a Cristo y el vínculo de fraternidad”.

Las modalidades para la obtención de las indulgencias

A) los sacerdotes, arrepentidos de corazón, que recen cualquier día las laúdes o vísperas ante el Santísimo Sacramento expuesto a la adoración pública o en el sagrario y se ofrezcan (...) a la celebración de los sacramentos, sobre todo de la Confesión, se concederá Indulgencia plenaria aplicable a los hermanos en el sacerdocio difuntos como sufragio, si en conformidad con las disposiciones vigentes se confesarán sacramentalmente, comulgarán y rezarán por las intenciones del pontífice. También se concede Indulgencia parcial, siempre aplicable a los hermanos en el sacerdocio difuntos, cada vez que recen oraciones debidamente aprobadas para llevar una vida santa y cumplir los oficios que se les han confiado.

B) “A los fieles cristianos, arrepentidos de corazón que, en la iglesia o en el oratorio asistan a la Santa Misa y ofrezcan por los sacerdotes de la Iglesia oraciones a Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote y cualquier obra buena cumplida se les concede Indulgencia plenaria, siempre que se hayan confesado sacramentalmente y recen por las intenciones del Papa los días en que se abre y se clausura el Año sacerdotal, en el día del 150 aniversario de la muerte de San Juan María Vianney, los primeros jueves del mes o cualquier otro día establecido por los Ordinarios de los lugares para la utilidad de los fieles”.

Los ancianos, los enfermos y todos aquellos que por motivos legítimos no puedan salir de casa, podrán obtener la Indulgencia plenaria, si con ánimo alejado del pecado y el propósito de cumplir las tres condiciones necesarias apenas les sea posible, “en los días indicados rezan por la santificación de los sacerdotes y ofrecen a Dios por medio de María, Reina de los Apóstoles, sus enfermedades y sufrimientos”.

Asimismo se concede la Indulgencia parcial a todos los fieles cada vez que recen cinco Padrenuestros, Ave Marías y Glorias, y otra oración debidamente aprobada “en honor del Sagrado Corazón de Jesús para que los sacerdotes se conserven en pureza y santidad de vida”.

http://www.aciprensa.com/asacerdotal/indulgencias.htm


INDULGENCIAS CON OCASIÓN DEL AÑO SACERDOTAL

http://www.vatican.va/roman_curia/tribunals/apost_penit/documents/rc_trib_appen_doc_20090425_indulg-anno-sacerd_sp.html






La humilde muerte de un párroco

Autor:
Monseñor José Àngel Saiz Meneses. Obispo de Tarrasa
Fri, 07 Aug 2009 19:23:00

CAMINEO.INFO.- Los religiosos que atendieron al santo Cura de Ars, Juan María Vianney, nos han dejado una crónica fidedigna de su muerte. El próximo martes, 4 de agosto, celebramos dies natalis, su nacimiento a la vida eterna. Nada de extraordinario señaló las últimas horas del Cura de Ars. “Estaba muy debilitado, declaró el hermano Atanasio: no pronunció ninguna palabra que se pudiera oír; escuchaba con gusto las exhortaciones que le dirigían. Su muerte fue sencilla y humilde como su vida”.El hermano Jerónimo, que hasta el fin ejerció con él el oficio de enfermero, declaró lo que sigue: “El siervo de Dios murió el jueves, a las dos de la madrugada, el 4 de agosto de 1859, sin agonía y sin violencia, habiendo conservado su conocimiento hasta el último aliento”. A quien le había dicho pocas horas antes que se curaría, le respondió: “No amigo mío, es mi pobre fin”.

Se cumplen 150 años de la muerte del santo Cura de Ars y el Papa Benedicto XVI ha escogido esta conmemoración para proponer a toda la Iglesia católica la celebración de un Año Sacerdotal, que él mismo abrió el pasado 19 de junio, fiesta del Sagrado Corazón de Jesús, jornada tradicionalmente dedicada a la oración por la santificación de los sacerdotes.

Desde el primer momento en que propuso esta iniciativa, el Papa ha expresado con claridad su intención, el objetivo de este Año Sacerdotal: renovar la espiritualidad del sacerdote, que es la condición para la misma fecundidad de su ministerio. Lo ha ratificado en la carta para la convocación de esta conmemoración en la que dice en sus primeras líneas: “Este año desea contribuir a promover el compromiso de renovación interior de todos los sacerdotes, para que su testimonio evangélico en el mundo de hoy sea más intenso e incisivo”.

El Papa recuerda que el santo Cura de Ars repetía con frecuencia esta frase: “El sacerdocio es el amor del corazón de Jesús”. Los sacerdotes fieles son un gran bien no sólo para la Iglesia, sino también para toda la humanidad. Benedicto XVI recuerda el primer párroco con el que comenzó su ministerio de joven sacerdote para honrar a “todos los sacerdotes comprometidos generosamente en el ejercicio cotidiano de su ministerio sacerdotal”.

Sin embargo, el Papa no deja de reconocer que “también hay situaciones, nunca bastante deploradas, en las que la Iglesia misma sufre por la infidelidad de alguno de sus ministros. En estos casos, es el mundo el que sufre el escándalo y el abandono. Ante estas situaciones, lo más conveniente para la Iglesia no es tanto resaltar escrupulosamente las debilidades de sus ministros como renovar el reconocimiento de la grandeza del don de Dios, plasmado en espléndidas figuras de pastores generosos”. El lema escogido por el Papa para el Año Sacerdotal es claro: “Fidelidad de Cristo, fidelidad del sacerdote”.
Aquel humilde párroco de Ars, que como seminarista tenía muchas dificultades con el latín y en cuya cabeza entraban con dificultad la teología especulativa, en la vida religiosa era un hombre tocado por el dedo de Dios, y por ello pudo llegar a ser ordenado sacerdote. Era humilde ciertamente, pero también era consciente de ser un don para la gente, por lo que llegó a decir: “Un buen pastor, un pastor según el Corazón de Dios, es el tesoro más grande que el buen Dios puede conceder a una parroquia, y uno de los dones más preciosos de la misericordia divina”.

El próximo curso pastoral nuestra diócesis secundará este Año sacerdotal con diversas iniciativas, pensando en la espiritualidad de los sacerdotes y en las vocaciones sacerdotales, ya florecientes gracias a Dios, en nuestro amado Seminario diocesano. Oremos ya desde ahora por estas intenciones.