Follow by Email

viernes, 20 de marzo de 2009





VIRGEN DEL NIÑO PERDIDO



Esta es la foto del lugar donde se realizó la misa el día 7 de marzo de este año en curso, acudimos a este lugar todos los presidentes de sección de la provincia de Castellon junto con los secretarios y tesoreros.
La misión de la reunión es un balance de todo lo ocurrido a lo largo del año anterior al Consejo diocesano, y donde se aprueba que sección ha de celebrar la Vigilia de Espigas, presidida por el Señor Obsipo de la Diócesis Don Casimiro,
La Asamblea empezó con la celebración de la santa Misa, hubo unos minutos de descanso, luego se hicieron las Preces correspondientes junto con el rezo del Angelus hasta finalizar la asamblea.
los acuerdos aprobados será comunicados a cada sección para que cada grupo sepa que es lo que se acordo en esta Asamblea.
En esta foto empezando de izquierda a derecha estan:
Presidente de seccion de las Alquerías del Niño Perdido, el Tesorero Don Lorenzo de la seccion de Segorbe, el compromisario Don José Ramón, el Presidente don José Luis, un representante de la sección de Castellón, en calidad de vocal, don José Antonio y don Manuel Uso, presidente de la seción de Vila-real y vocal de esta Junta


Foto de los asistente a la Asamblea



En esta foto sale nuestro fotografo de la sección de Villarreal, haciendole asi un pequeño homenaje a nuestro querido adorador DON JOSE PASCUAL CABEDO, y desde aqui dar las gracias a mosen Estaban, cura párroco de Nules, muy compremito con la Adoración.

miércoles, 18 de marzo de 2009

LO ESENCIAL DE LA CUARESMA

Que saludable es Jesús. Él es nuestra referencia, el espejo en ue miramos, si queremos vivir con equilibrio y satisfacción. Quien se toma en serio el seguimiento de Jesús, no denota ser un fracasado ni un malhumorado, al contrario, la vivencia cristiana le entusiasma y le llena de energía.
San Pablo disfrutó la experiencia de Jesús de una manera apasionante, se nota que le penetró y le rebosaba. Llegó a ser una vivencia tan decisiva que para resaltarla aseguraba convencido: “Nada vale la pena en comparación con el bien supremo de conocer a Cristo Jesús, mi Señor” (Flp. 3.8). Por eso exhortaba a los cristianos de Filipos a tener los mismos sentimientos y actitudes de Jesús. Y en la misma carta decía:”Cristo es la razón de mi vida”. Expresión sólida y testimonial de la centralidad de Jesucristo en él. No es, ciertamente el único testimonio. Sus escritos rezuman pasión por Jesucristo.
En verdad Jesús es un TESORO. Cualquier tiempo del año litúrgico es oportuno para resaltarlo. En Navidad se evoca que la Palabra Divina, repleta de vida y de luz, capaz de iluminar a toda persona, ha puesto su tienda en medio de nosotros.
Ahora en CUARESMA, el Jesús caminante y comprometido con la voluntad del Padre va a manifestarnos sin ninguna intención orgullosa lo que el Padre le ha revelado para nosotros. Lo hará con humildad y cercanía, pero también con la categoría de Maestro y Señor, testimoniando que es el CAMINO, la VERDAD, la VIDA, la LUZ, la RESURRECCIÓN. Por todo ello merece la pena conocer más y mejor a Jesús y su Evangelio. Constituyen el mejor ideal.
Ahora bien, descubrimos en Jesús dos preferencias o motivaciones que le impulsan y entusiasman: el PADRE y su REINO.
Jesús vive pendiente del Padre, en comunión constante con Él. Esto le marca fuertemente. Se percibe que está habitado por DIOS. Su persona lo simboliza e irradia. Siente que el PADRE lo confirma y apoya. Denota tener conciencia de “HIJO DE DIOS”, y nos indica que nosotros también podemos serlo. Dios lo desea, nos quiere como PADRE.
Jesús revela al Padre de forma natural:”Quine me ve a mi ve al Padre... todo lo que me ha dicho el Padre os lo ha dado a conocer... mi voluntad es hacer la voluntad del Padre”. En definitiva, Jesús desarrolla su vocación personal con esmero y radicalidad porque es fiel y ama al Padre.
Jesús declaró públicamente que el REINO DE DIOS era su gran proyecto y objetivo. Él quiere que el REINO DE DIOS nos apasione también a nosotros por eso proclama las bienaventuranzas y un conjunto variopinto de parábolas resaltando su primacía. Ojala lleguemos a comprender este mensaje: “Buscad primero el REINO DE DIOS y todo lo demás se os dará por añadidura” (Mt. 6,33).
Como todos los grandes calores, el REINO DE DIOS, comienza por uno mismo. No podemos transmitirlo a los demás, si DIOS no reina antes en nuestra persona. LA CUARESMA es tiempo oportuno para volver a meditar en lo esencial del REINO.
EL ADORADOR NOCTURNO, como tal y como cristiano tiene que tener presente que el REINO DE DIOS es un tesoro lleno de vida, es como una semilla que hay que sembrar y después cuidar para que dé fruto ya alcance a todos, es como la levadura que hemos de meter en la masa para que todo fermente.

martes, 10 de marzo de 2009

sábado, 7 de marzo de 2009