Follow by Email

viernes, 24 de octubre de 2008

Palabras de Consuelo: Comprendiendo La Muerte

La vida del hombre es como la hierba; brota como una flor silvestre: tan pronto la azota el viento, deja de existir, y nadie vuelve a saber de ella.

Salmo 103:15-16

"Si hacemos un recorrido a través de la Biblia, notamos que el concepto de la muerte y de lo que viene después de ella no es invariable. Al contrario: se puede ver una evolución en esas ideas. El pueblo de Dios fue descubriendo de a poco nuevos conocimientos acerca del tema.
Recordemos: el primer credo del pueblo de Dios era la alabanza por haber sido librados de la esclavitud de Egipto: "Cantaré yo a Jehová, porque se ha magnificado grandemente; ha echado en el mar al caballo y al jinete. Jehová es mi fortaleza y mi cántico, y ha sido mi salvación" Éxodo 15:1-2.
La primera experiencia del pueblo de Dios con su Dios fue la experiencia de la liberación. La meta primordial de Israel era llegar a la tierra que Dios le había prometido. Aquellos que llegaran a tener parte de la tierra prometida y descendencia podrían morir en paz sabiendo que sus nombres no se perderían. Quien moría sin dejar descendientes sabía que moría sin esperanza, destinado al olvido para siempre. Todas las expectativas se concentraban en esta vida.
El mayor deseo era vivir una vida larga, ver cómo nacían y crecían los hijos y los nietos, observar cómo el trabajo de toda una vida daba frutos. Si este deseo se cumplía era posible morir "anciano y lleno de años", satisfecho de la vida".

Nadie que esté muerto puede acordarse de ti. ¿Quién podrá alabarte en el sepulcro?

Salmo 6:5

"En tiempos antiguos el pueblo de Dios esperaba las bondades de Dios sólo en el marco de esta vida terrena. Si Dios quería conceder algo bueno a una persona, tenía que concedérselo mientras esta vivía. Se entendía a Dios como Dios de los vivientes; y su poder y su fuerza se limitaban a la vida. Una vida larga y plena era señal de la bendición divina. Y la relación con Dios sólo existía mientras duraba esa vida.
Por eso los hombres de aquel tiempo sufrían conociendo la limitación de sus días: "Me has dado una vida muy corta; no es nada mi vida delante de ti. Todo hombre dura lo que un suspiro. Todo hombre pasa como una sombra. De nada le sirve amontonar riquezas pues no sabe quién se quedará con ellas" (Salmo 39:5-6).
El ser humano se preocupa por muchísimas cosas, pero al final tiene que irse. ¡Qué relativo es, en realidad, todo lo que parece importante! Pues con la muerte todo se termina. Llega la hora de la muerte y hay que dejarlo todo: la familia, los bienes y también al Dios de la vida. Morir es bajar a un lugar donde ya no se lo conoce a Dios.
El pueblo de Dios veía por un lado a Dios, y por otro el reino de la muerte, como cosas totalmente separadas una de otra. Por eso el salmista grita: "Soy como los que han muerto en combate... como los que han perdido tu protección, y ya han sido olvidados por ti. ¿Acaso harás milagros por los muertos?"(Salmo 88:5-10)."

¡Tu amor vale más que la vida! Con mis labios te alabaré.

Salmo 63:3

"Los más antiguos testimonios del Antiguo Testamento con respecto a la muerte hablan de un Dios que durante la vida colma de bendiciones a los seres humanos, pero que al morir éstos se separa radicalmente de ellos. La muerte era precisamente eso: estar aislado de todo, incluso de Dios.
Pero poco a poco, la fe va descubriendo también ese país desconocido. Poco a poco se impone un conocimiento nuevo: si es Dios el que decide sobre el comienzo de una vida, también es el que determina su fin. Si Dios es el único Dios, entonces el reino de la muerte no es algo aparte. Entonces la muerte no es un reinado en el cual Dios no puede actuar. Se abre la posibilidad de encomendarse, en el último momento, a ese Dios que ha dado la vida.
El tener que irse de este mundo sigue siendo lo más difícil, pero poco a poco se impone la certidumbre de que Dios no abandona jamás a los suyos: "Por todos lados me has rodeado, tienes puesta tu mano sobre mí. Si subo a las alturas, allí estás tú, si bajo a los abismos de la muerte, allí también estás" (Salmo 139:5-8).
Si antes la vida era considerada como el don máximo, porque sólo en ella se muestra la bondad de Dios, ahora se impone la idea de que hay algo que es aún mejor que la vida, siempre tan corta, algo que permanece aunque la vida se termine: "Tu amor vale más que la vida"."

Todo mi ser se consume, pero Dios es mi herencia eterna y el que sostiene mi corazón.

Salmo 73:26

Este Salmo es la queja de un hombre justo que trata de conducirse de acuerdo con los mandamientos de Dios. En ese afán se encuentra rodeado con hombres que "con toda tranquilidad aumentan riquezas" mientras él se siente golpeado y castigado por vivir un estilo de vida diferente. Y le surge la pregunta:"¿De qué me sirve tener limpio el corazón y limpiarme las manos de toda maldad?" ¡No vale la pena ser justo, si todos aquellos que no lo son prosperan , están llenos de salud, no han sufrido penas humanas ni han estado en apuros! Ésta es una viejísima tentación para la fe del justo: el que trata de hacer el bien, sufre; y al que no le importa nada le va bien.
¿Qué solución encuentra el salmista? "Sólo cuando entré en el santuario de Dios comprendí a donde van a parar ellos". Comprendió el final de aquellos que en su vida actúan como si no hubiera Dios. Comprendió que Dios "los ha puesto en lugares resbaladizos". A pesar de su seguridad y orgullo, el injusto no perdura. Su final está decidido. Cuando el salmista comprende esto, su queja se transforma en alabanza "Siempre a tu lado yo estaré, de la mano derecha me tomaste. Con tu consejo tu me irás guiando hasta llevarme a la gloria contigo." En medio de la experiencia de la tentación se siente guiado por Dios. Sabe que quedará unido a Dios en la vida y en la muerte. Ése es el fundamento inamovible y perdurable para su existencia.

Tus muertos volverán a vivir, sus cadáveres resucitarán.

Isaías 26:19

"Vimos cómo poco a poco el pueblo de Dios ha llegado a la certidumbre de que la muerte no puede destruir la relación de Dios con sus hijos. En ninguna parte del Antiguo Testamento esta esperanza es tratada en extenso, con lujo de detalles. En ninguna parte se dice que el alma o el espíritu del ser humano sean eternos. No encontramos una separación entre el cuerpo que se corrompe, y el alma que es eterna.
Si Dios nos conoce y tiene una idea de nuestra personalidad individual aun antes de haber sido formados en el vientre de nuestra madre (ver Salmo 139:13-16), también nos conoce y guarda nuestra personalidad en su mente aún cuando hayamos desaparecido. Desde allí sólo un pequeño paso a la certeza de que " el Señor destruirá la muerte, secará las lágrimas de los ojos de todos" (Isaías 25:8); y "tus muertos sí volverán a vivir, sus cadáveres resucitarán". Es decir: con la fe en Dios que ha creado todas las cosas sin necesitar de un material (creación de la nada) surge la fe de que Dios puede volver a hacer una nueva creación, aún cuando nuestros cuerpos hayan desaparecido.
La fe en Dios ha ido avanzando poco a poco. Meditando acerca de quién es Dios, el pueblo de Dios ha ido abarcando cada vez más terreno. Fue un proceso que duró siglos. Nos encontramos, con estos últimos testimonios, en los límites del Antiguo Testamento."

¿Dónde está, oh muerte tu victoria? ¿Dónde está, oh muerte tu aguijón?

1Corintios 15:55

"Lo que hasta ahora dijimos podría dar la impresión que la esperanza que va más allá de la muerte sea meramente un producto de la meditación del ser humano respecto a la muerte; una expresión de deseo de que con la muerte no se acabe todo.
Así sería si el Nuevo Testamento no nos hablara de la resurrección de Jesucristo. La resurrección de Jesús es la garantía de que todas las promesas de Dios no son meramente palabras huecas. Dios ha obrado en Jesucristo y no lo ha dejado en la muerte.
El la primera carta a los Corintios, Pablo interpreta la muerte de Jesús como algo que ha sucedido para todos nosotros. Jesús llevó consigo a la muerte todo lo que nos separa de Dios, todo pecado, toda, rebelión. Ha muerto como a nosotros nos tocará morir. pero Dios lo resucitó. Es decir que la muerte no tuvo el poder de atraparlo y detenerlo. Jesús ha vencido a la muerte. Él es más fuerte que la muerte. Por eso la muerte está vencida; la muerte está muerta desde que hay alguien que es más fuerte que ella.
Sólo porque Dios resucitó a Cristo podemos hablar de una esperanza cuando damos sepultura a una persona. Si no, nuestras palabras serían"consuelo de tontos". Si bien la muerte nos tocará a todos nosotros, no tiene la última palabra. La última palabra la tiene Dios. Y es su promesa de que nosotros también tendremos parte en la resurrección."

Nosotros hemos pasado de la muerte a la vida, y lo sabemos porque amamos a nuestros hermanos. El que no ama, aún está muerto.

1 Juan 3:14

"Para el Nuevo Testamento, morir no es solamente dejar de respirar. Juan insiste en que la muerte puede empezar mucho antes. Podemos estar vivos y estar muertos al mismo tiempo. ¿En qué sentido?...
Somos personas de los más diversos trasfondos y situaciones. Vivimos en la ciudad o en el campo, somos jóvenes o ancianos. Pero tenemos una cosa en común: todos necesitamos de la comunicación con los demás, necesitamos hablar y escuchar, intercambiar ideas. Sin esa posibilidad de comunicarnos nuestra vida no sería vida. Así que "vivir" es poder relacionarse con otros.
En ese mismo sentido el evangelista Juan entiende la palabra "vida eterna". No se refiere a la vida en el más allá. "Vida eterna" es algo que podemos tener ahora mismo. Es una vida que está caracterizada por tener una relación con Dios: escuchar lo que dice y responderle.
Jesucristo nos libera para amar y aceptar al otro y no para amarnos a nosotros mismos. Una vida que no conoce esa comunicación con Dios y con el prójimo está atrofiada en un sentido. Tal vez no nos demos cuenta, pero nos falta algo esencial. Una vida que no gira sólo alrededor de sí misma, sino que está abierta a los demás es una señal de la presencia de Jesucristo."

Por Karin Krug de Schnell. Lecturas Diarias 1993. Iglesia Evangélica del Río de la Plata.

Una reflexión acerca de la distancia y el vacío producidos por una separación.


"... no hay nada que pueda sustituir la ausencia de una persona querida, ni siquiera hemos de intentarlo; hemos de soportar sencillamente la separación y resistir. Al principio eso parece muy duro, pero, al mismo tiempo, es un gran consuelo. Porque al quedar el vacío sin llenar nos sirve de nexo de unión.

Es equivocado decir que Dios llena ese vacío. Dios no lo llena en modo alguno, sino que precisamente lo mantiene vacío, con lo cual nos ayuda a conservar -aunque sea con dolor - nuestro auténtica comunión.

Por otra parte, cuanto más hermosos y ricos son los recuerdo, más dura resulta la separación. Pero la gratitud transforma el suplicio del recuerdo en una callada alegría. Uno no lleva en sí la belleza pasada como un aguijón, sino como un valioso regalo.

No hemos de hurgar en los recuerdos y entregarnos a ellos, como tampoco miramos continuamente un valioso regalo, sino sólo en ocaciones especiales, para guardarlo el resto del tiempo como un tesoro escondido de cuya posesión estamos seguros. Entonces emanan del pasado una alegría y fuerzas duraderas."

Dietrich Bonhoeffer

jueves, 9 de octubre de 2008

CARTA DE DON PEDRO GARCÍA MENDOZA, PRESIDENTE DE LA ADORACIÓN NOCTURNA ESPAÑOLA A LA SECCIÓN DE VILLARREAL

La Adoración Nocturna Española

La Adoración Nocturna Española se funda en España, en el año 1877, y llega a esta nación gracias al entusiasmo y amor eucarístico de D. Luis de Trelles y Noguerol que, habiendo conocido la Adoración Nocturna en Francia, se propone traer esta bellísima devoción de amor a Jesús Sacramentado a España.

Después de superar muchísimas dificultades, se celebra la primera Vigilia, en Madrid, en la noche del 3 de noviembre de 1877, en la Iglesia de los Padres Capuchinos del Prado.

Como es sabido, la Adoración Nocturna es una asociación de creyentes que, reunidos en grupos, se turnan velando en las horas de la noche, para adorar a Dios en representación de toda la humanidad y en nombre de la Iglesia, a través de Cristo, y para agradecer al mismo Cristo, Dios y Hombre, su presencia en el Sacramento que los une al Sacrificio redentor.

El adorador nocturno, con su participación en la Vigilia, ejerce ante Dios lo que constituye un deber de toda criatura racional: reconocer que Dios es Dios, que es nuestro Creador, nuestro Señor y nuestro Padre.

Adorando y velando, cumple la misión escatológica de la Iglesia, Esposa de Cristo, que debe estar amorosamente atenta a la venida del Señor (Lc. 12, 37-38).

Agrupados en turnos, con días de vigilia señalados, y cubriendo distintas horas de vela, cumplen dentro de la Iglesia la misión que a ésta encargó el Señor cuando pidió que oráramos ininterrumpidamente.

La espiritualidad propia de la Adoración Nocturna trata de imitar a Cristo adorador del Padre, que durante su vida mortal oraba frecuentemente de noche, y que ahora perpetúa su adoración, su intercesión y su sacrificio redentor de la Eucaristía.

La adoración eucarística es: afirmación expresa, ante los hombres, de nuestra fe en la presencia sacramental permanente de Cristo en la Eucaristía, que deriva del sacrificio y se ordena a la comunión. Es búsqueda de una vivencia más intensa del misterio eucarístico para llenarnos de Él y hacerlo vida en nosotros. Es, en definitiva, un compromiso concreto de ser, con nuestra vida, testimonio de la realidad del amor de Dios presente entre los hombres.

Ser adorador nocturno es disfrutar especialmente del regalo infinito que supone la presencia real de Jesús en el Santísimo Sacramento. Es conversar personalmente con Él, en su domicilio terrestre, durante el silencio de la noche, como Nicodemo. Es sentir la alegría de hospedarle en nuestra propia casa, como el publicano Zaqueo, o como los hermanos de Betania. Es, en definitiva, comprometerse activamente con Jesús para realizar entre los hombres su mandamiento de amor, y para construir el Reino de Dios en la tierra.


La identidad del adorador se define por lo que cree, por lo que practica y por los compromisos que acepta en el quehacer eclesial.

“Dichosos los siervos que el Señor al venir encuentre despiertos;

yo os aseguro que se ceñirá, los hará ponerse a la mesa y, yendo de

uno a otro, les servirá. Y si viene en la segunda vigilia o en la

tercera, y los encuentra así, dichosos ellos.” (Lc. 12, 37-38)

En la primera visita que S.S. Juan Pablo II, de feliz memoria, realizó a España, en 1982, presidió en la primera noche de su estancia en nuestra país, una Vigilia de Adoración Nocturna, y en su alocución a los adoradores de España, dijo, entre otras cosas:

“La Iglesia y el mundo tienen una gran necesidad del culto eucarístico.

Jesús nos espera en este Sacramento de Amor. No escatimemos tiempo

para ir a encontrarlo en la adoración, en la contemplación llena de fe y

abierta a reparar las graves faltas y delitos del mundo. ¡No cese nunca

nuestra adoración!”

Y cuando, al año siguiente, devolvimos la visita de Su Santidad, celebrando una Vigilia en la Basílica de San Pedro, en Roma, nos dijo:

“La adoración es un quehacer ineludible de la Iglesia. Vosotros,

adorando a Jesús Sacramentado, cumplís en las Iglesias locales

el encargo que el Apóstol nos hizo de orar sin interrupción

(1 Tes 5, 17), imitando al Maestro que frecuentemente pasaba la

noche en oración. (Lc. 6, 12).”

“La Iglesia necesita de hombres y mujeres como vosotros, convencidos

del valor insustituible de la oración y consecuentes con la obligación

de todo hombre de dar gloria a Dios, como premisa indispensable de

cualquier acción que quiera ser beneficiosa para los demás,”

En la actualidad, en España, la Adoración Nocturna está presente en todas las Diócesis de nuestra nación, y hay en torno a cincuenta y dos mil adoradores nocturnos, entre activos y honorarios, repartidos en un total de cerca de ochocientas Secciones, y formando un total de más de mil novecientos Turnos.

martes, 7 de octubre de 2008

VIGILIA EXTRAORDINARIA DE TORREHERMOSA

Desde hace 25 años subimos al pueblo natal de San Pascual, Torrehermosa (Zaragoza), son 350 km los que nos separan y algo más de 4 horas de viaje, siempre salen de dos a tres autobuses el último sábado de septiembre con destino a este lugar, y aunque el cansancio es notorio al llegar a nuestro destino, nos reconforta muchísimo la cálida acogida de las gentes de Torrehermosa.
En el autobús de la mañana se suele organizar una pequeña excursión a alguna ciudad que está en el itinerario de viaje, así de paso visitamos sitios a los cuales no iríamos dado que están bastante retirados de nuestro lugar de origen.
Este año hemos ido a Berlanga de Duero, ciudad pequeña, pero con mucho para ver, en esta foto estamos los miembros del autobús de la mañana ante la Colegiata.
El tipo de templo secular más original, característico de la primera mitad del siglo XVI, al que pertenece el de Berlanga, es de planta de de salón, de tres naves de igual altura, separadas por anchas columnas de fuste liso de gran fortaleza.
http://www.berlangadeduero.es
Esta Colegiata guarda un pequeño secreto, tiene en su interior el único Caimán disecado de todo el país.
Después de visitar la Colegiata, sus iglesias, Palacio, Castillo y demás lugares de interés cultural, y tras habernos levantado a las 6 de la mañana, lógico es que fuéramos a reponer fuerzas, aunque tuvimos que esperar un poquito, la espera valió la pena.
Al menos descansamos un poco, y repusimos fuerzas para la siguiente parada, Santa María de la Huerta, lugar donde todos los años la gente suele ir a comprar productos elaborados por los frailes del convento.










En la foto de la izquierda una maqueta en miniatura del Convento de Santa María de la Huerta. En la foto de arriba algunos de los miembros del autobús de la mañana en la posada de los Leones de Berlanga de Duero. Depués de esta segunda parada nos dirigimos hacia Torrehermosa, a través de las siguientes fotos se ve como poco a poco nos vamos acercando a nuestro destino, son las 8 de la tarde, y el cansancio se va haciendo más notable, pero al ver que ya son pocos los kilómetros que faltan nuestra alegría se va haciendo cada vez más grande, hemos llegado con bien,

ermita de San Pascual ( Torrehermosa)
entrada en la provincia de Zaragoza

Torrehermosa al fondo Entrada a Torrehermosa Al llegar a Torrehermosa, aún tenemos que recorrer 5 kilometros más para ir a Alconchel, lugar donde San Pascual vivió durante algún tiempo como pastor,
Alconchel
Iglesia



















autobuses del viaje
San Pascual de Alconchel





















casa donde san Pascual residió durante un tiempo, ya que trabajaba como Pastor















Según cuentan este ventanuco está sin abrir desde hace años, ya que la persona que intentó abrirlo quedó ciega. En la foto de abajo el cura de Alconchel, que nos da la bienvenida y el que después realiza la Vigilia



















Una vez acabada la visita volvemos a Torrehermosa, aquí está la foto de San Pascual de Torrehermosa esta colocada en el retablo del altar mayor, hay una segunda imagen que esta junto a la mesa del altar mayor.





















La pila bautismal donde fue bautizado San Pascual, a la izquierda y a la derecha, justo a la entrada de la Iglesia hay un cuadro donde cuenta lavida del santo.

















Esta imagen está situada en una de las capillas laterales de la Iglesia.














Una vez finalizada la misa, comienzan los turnos de Vigilia,





















Aquí está el sacerdote junto con los abanderados y
la procesión de banderas














Una vez finalizado todo se realiza una procesión por toda Torrehermosa con el Santísimo cantándole cánticos católicos, y una vez finalizada la procesión una persona del pueblo da a besar la reliquia del santo, un dedo de la mano





















lunes, 6 de octubre de 2008

Carlos Dívar. Un presidente de adoración nocturna (Antonio Oricio - interviu.es)

Carlos Dívar. Un presidente de adoración nocturna (Antonio Oricio - interviu.es)

http://lacomunidad.elpais.com/horasur/2008/10/5/carlos-divar-presidente-adoracion-nocturna

Ayuda a presos en apuros y tiene consuelo hasta para los funcionarios de la Audiencia Nacional. Carlos Dívar, nuevo presidente del Poder Judicial y del Supremo, es adorador nocturno y apasionado de Tierra Santa.

Fue el 6 de agosto pasado. A la localidad palentina de Baltanás (poco más de 1.400 habitantes) llegaban de mañana dos coches oficiales. En uno, dos escoltas. Del otro descendía vestido de sport el presidente de la Audiencia Nacional –y hoy ya presidente del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Supremo–, Carlos Dívar Blanco. Desde que era un niño no volvía al pueblo de sus abuelos, industriales de tintes y curtidos. Después de visitar la ermita de la patrona, la Virgen de Revilla, y otros lugares emblemáticos, una comida de hermandad reunió a cofrades y vecinos. “Allí dio un discurso emotivo y muy agradecido, donde nos animó a todos a ser fieles a Dios y a la patria”, explicó a esta revista Luis Antonio Curiel, presidente de la cofradía. En Baltanás dejó el recuerdo de una persona honesta y servicial, “de alguien muy educado y cariñoso”, como lo define su alcaldesa, María José de la Fuente.

Así encandiló también a José Luis Rodríguez Zapatero, con el que se ha reunido en alguna ocasión en las últimas semanas, según ha podido saber interviú. Por esos encuentros, el presidente del Gobierno sabe perfectamente dos de sus principales rasgos: su lealtad institucional –algo que no se prodigó en etapas anteriores en el CGPJ– y que sus principios morales van a regir su presidencia.

La vida de Carlos Dívar, malagueño de 67 años y soltero, sigue una línea muy bien definida, marcada por la práctica de la religión católica, que guía gran parte de sus quehaceres diarios. Hace menos de cuatro meses intervino en la Delegación Diocesana de Apostolado Seglar del Arzobispado de Madrid con la ponencia La Fe, orientadora de mi actividad jurídica y profesional. Nunca lo ha disimulado, y hasta el momento todo el que lo ha tratado habla parabienes. Uno de sus allegados todavía recuerda que la semana pasada, cuando fue nombrado, no dejaba de comentar que “si Dios me ha mandado esta misión, tengo que aceptarla”. Quienes lo conocen saben que ha hecho votos de castidad.

Dívar ingresó en la carrera judicial en 1969 después de estudiar en las universidades de Deusto y Valladolid. Pasó por juzgados de Castuera (Badajoz), Orgaz (Toledo) y Durango (Vizcaya), para acabar de magistrado en San Sebastián. En 1980 llegó a la Audiencia Nacional y nueve años después sufrió como el que más la muerte de su compañera la fiscal Carmen Tagle. Fue él quien tuvo que tomar declaración a su asesino, el etarra Henri Parot. Dicen en la Audiencia, a la que llegó de la mano de Rafael Mendizábal, que es uno de los mejores interrogadores.

Desde 2001 preside la institución sin grandes sobresaltos, sobre todo por su carácter conciliador. Amigo de los fiscales Jesús Santos e Ignacio Gordillo, “es un apagafuegos, toda una virtud en la Audiencia Nacional”, comenta un magistrado. El mismo que relata cómo en 2002 Dívar removió Roma con Santiago para que no expulsasen de la carrera judicial a los jueces que habían cometido el error de poner en libertad al narco colombiano Carlos Ruiz Santamaría, alias El Negro.

Carlos Dívar ha querido mantener la máxima neutralidad, por eso ni se ha afiliado a ninguna asociación judicial. Sí pertenece a la Adoración Nocturna de Madrid, una forma de apostolado que tiene como principal liturgia la oración en vela al estilo de las vigilias de los antiguos cristianos, y habitual de conferencias de contenido mariano, Carlos Dívar no ha ocultado su gran pasión: Tierra Santa. En mayo de 2008, invitado por el Centro Tierra Santa de Madrid, dio testimonio de peregrino asiduo –más de treinta veces ha reconocido haber viajado a los santos lugares– en su conferencia Por amor a Jerusalén. Inició su intervención con una frase que seguro le sirve de consuelo cada mañana cuando se dirige a la Audiencia. “Cuando se ama no hay nada que temer”, y continuó asegurando que “una vez descubierta y conocida la tierra del Señor ya no me interesan otros lugares”. De su sacrificio vital da cuenta la web del Centro al asegurar que la mitad de las veces ha viajado hasta allí por la ruta del Éxodo, “la más dura y reconfortadora”, que atraviesa Egipto, Jordania e Israel.

Amante de los países árabes y admirador de su arte, Dívar es un loco de la ópera –“se sabe algunas en italiano”, comenta un allegado–. En una ocasión se le pudo ver en un museo madrileño explicándole a sus escoltas la importancia del arte egipcio.

Su discreción en sus instrucciones sobre terrorismo y narcotráfico le ha hecho ganar amigos. Viendo el ideario de los adoradores nocturnos se entiende su repelús por llamar la atención. Entre los compromisos de este grupo cristiano está “aspirar a ser como María: eficaces para la salvación, sin espectacularidad” y “no pensar nunca haberlo conseguido todo ni ser ya perfecto. El adorador se cree siempre obligado a una continua renovación”.

Lo que ya no gustará tanto a los que defienden que la Justicia esté totalmente separada de la religión es que el apartado 38 del ideario de la Adoración Nocturna Española asegura que deben defender a la familia cristiana “por ser la célula de toda sociedad organizada, que está siendo objeto en nuestros días de los más furibundos ataques por la fuerzas del mal”. Dívar tendrá que votar como presidente del CGPJ anteproyectos de ley como la ampliación del aborto o la legalización del suicidio asistido.

Su compromiso católico también lo ha hecho público. En menos de dos meses participará en el X Congreso Católicos y Vida Pública, organizado por la Universidad CEU. Si no falla en el último momento, compartirá mesa redonda con dos de los más importantes agitadores de la derecha contra las políticas del Gobierno socialista: Benigno Blanco, presidente del Foro Español de la Familia, y Enrique López, hasta la semana pasada vocal del Poder Judicial y uno de los candidatos del PP al Constitucional.

- Dinero para el bocadillo.

En la web de la Hermandad del Valle de los Caídos aparecen al menos tres artículos firmados por Dívar y fechados en los años 2000, 2001 y 2003. En el titulado Importancia del juez en la sociedad, el nuevo presidente del Supremo aboga por un juez “humano, metido en cuantos problemas afectan a la sociedad que le rodea (…), llamado a defender a los más necesitados, como los ausentes, los desaparecidos, los incapaces, las personas marginadas...”. En Justicia y Juan Pablo II, Dívar mantiene que “sólo en amar a Cristo y hacerle amar, en una vida coherente y cabal, se encuentra la única y verdadera Justicia”. Y en el más reciente, bajo el epígrafe ¿Terrorismo en España? ¿Terrorismo en Europa?, asegura citando Juan Pablo II que “una civilización jurídica, un Estado de Derecho y una Democracia (...) no sólo se caracterizan por una eficaz estructuración de sus ordenamientos, sino, sobre todo, por fundarse en las razones del bien común y de los principios morales universales inscritos por Dios en el corazón del hombre”. El ahora presidente del CGPJ y del Supremo no tiene culpa, en este caso, de compartir reflexiones con otros articulistas de la talla de Gustavo Morales y Miguel Ángel Loma –conocidos por su vinculación con el falangismo–, de revisionistas como Pío Moa o ultras reciclados como J. J. Esparza.

De comunión diaria y vigilia mensual, Dívar vive solo y es respetado por todos los que lo conocen. Muchos lo admiran porque sus creencias se traducen en ayudar personalmente a indigentes y marginados. “Hace gestiones siempre que puede con instituciones penitenciarias para ayudar a algún preso o a sus familias”. Nadie olvida en la Audiencia que cuando dejaba en libertad a algún detenido que apenas tenía para comer, él le daba para un bocadillo.

Fuentes de la Audiencia comentaron que el gobierno de los jueces es “un avispero distinto al de la Audiencia. Mucho más politizado, donde Dívar tendrá que demostrar sus dotes de consenso. Allí no valen sólo las buenas palabras”.

Nada más ser elegido, el miércoles 24 de septiembre, agradeció los elogios y las críticas que ha recibido porque le han supuesto “una lección de humildad”. Y dijo que le vendrían muy bien para su nuevo cargo.

En la Audiencia muchos lo echarán de menos. “Ha sido consuelo para muchos en momentos difíciles”, cuenta una funcionaria. Este año, en una entrevista a Popular TV dijo: “Yo Intento que la Administración de justicia sea lo más cercana posible a la divina”. Unos confían en que su responsabilidad institucional estará por encima de sus creencias; otros piensan que sus creencias influirán en sus decisiones. El pasado viernes los altos cargos de la judicatura recibieron una nota: el 29 de septiembre, en la iglesia de Santa Bárbara, el cardenal Rouco celebrará un oficio para darle suerte.

http://lacomunidad.elpais.com/horasur/2008/10/5/carlos-divar-presidente-adoracion-nocturna


5 Oct 2008

Carlos Dívar: "No me avergüenzo de Aquél al que amo sobre todas las cosas"

Escrito por: horasur el 05 Oct 2008 - URL Permanente

Carlos Dívar: "No me avergüenzo de Aquél al que amo sobre todas las cosas" (Gonzalo Altozano - archimadrid.es)

Va a ser el nuevo presidente del Consejo General del Poder Judicial. Su nombre, que ha sonado mucho en los telediarios y los informativos (“El presidente de la Audiencia Nacional, Carlos Dívar...”), también lo hace entre sus hermanos de la Adoración Nocturna, realidad eclesial dentro de la cual es “adorador veterano constante”. Tantas horas de oración se le notan en lo pausado de sus modales y en lo meditadísimo de sus respuestas a la entrevista que le realizó la Revista Alba hace un tiempo. El nuevo presidente del gobierno de los jueces españoles no es partidario de dejar sus creencias en casa: "El amor de Dios, que es el que ha dirigido toda mi vida, nunca puede quedarse en casa", afirma.

-Ustedes, los adoradores nocturnos, rezan cuando todos duermen.

-Es que, como dice el apóstol san Pablo, hay que orar sin descanso. Por otra parte, Pío XII definía la oración como“ la respiración del alma”, y todos sabemos que ni dormidos podemos dejar de respirar.

-¿Se reza mejor de noche?

-El silencio es más profundo, nadie te interrumpe, te concentras más. Esto hace que Dios te hable más de cerca al corazón. No hay que olvidar que Jesús gustaba de orar por la noche.

-¿Y más? ¿Se reza más?

-Aunque nunca se ora lo suficiente, hay que hacer horas extras: por los que no rezan, por los que no creen, por los que no le conocen...

-¿Qué les diría a éstos?

-Que llorarían de alegría si supieran cómo nos ama Jesús. Muchos de los que no aman a Dios es porque no le conocen.

-Tantos años en la Adoración Nocturna... ¿qué le han enseñado?

-Que lo verdaderamente importante en la vida es Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar. Es decir, Jesús en cuerpo, sangre, alma y divinidad. Lo más importante.

-También es congregante mariano.

-Desde pequeño.Me eduqué en Bilbao y allí aprendí a dirigirme a Nuestra Señora bajo la advocación de la Virgen de Begoña.

-Ser congregante mariano y adorador nocturno...

-Aquí quedan reflejados los dos grandes amores de mi vida: la Santísima Virgen y la Eucaristía.

-¿Qué papel tuvieron ahí sus padres?

-Les debo mucho en cuestión de fe: crecí viéndolos hacer oración, rezar el rosario, ir a misa... El hogar como iglesia doméstica (así la definió el Concilio) es clave en la vida del cristiano.

-¿También lo es la oración?

-“Todo apostolado que no esté basado en la oración está destinado al fracaso”. Eso dijo Juan Pablo II en su primera visita a España.

-Antes citaba a Pío XII para definir la oración.¿Cómo la definiría usted?

-Como la conversación con Dios, con Jesús. El trato íntimo con Dios.

-Dice Requero que la imagen que tiene de Dios no es la de un presidente del Supremo elegido por consenso entre PP y PSOE, sino la de un padre.

-Toda la revelación de Jesucristo consiste en decirnos que Dios es padre para expresar así todo el amor que nos tiene.

-Entonces, ¿se lo imagina como a un padre?

-No es que me lo imagine, es que dentro de mi corazón lo siento como un padre que me ayuda, me aconseja y, sobre todo, perdona mismuchas faltas. Él es el que tiene la iniciativa de amor, no nosotros.

-¿Y el Juicio Final? ¿Cómo se imagina el Juicio Final?

-El Evangelio ya nos dice cómo tenemos que hacerlo: “Allá vendrá Jesús para juzgar a vivos ymuertos y dirá: ‘Venid, benditos de mi Padre. Porque tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber...’”. Será un juicio de caridad.

-¿Eso le reconforta?

-Claro, porque no nos preguntarán por artículos o dogmas, sino si hemos pasado por el mundo haciendo el bien. Como dijo san Juan de la Cruz: “Al atardecer de la vida seremos juzgados por el Amor”.

-No le veo nada partidario de dejar sus creencias en casa antes de ir al despacho.

-El amor de Dios, que es el que ha dirigido toda mi vida, nunca puede quedarse en casa.

-¿Y si se viera obligado a elegir?

-Yo tengo que actuar conforme a mi conciencia. No puedo dejar de creer por tener un cargo público. Mi vida es una unidad. Antes de abandonar a Dios, abandonaría mi trabajo, sin hacer ningún ruido.

-Hay hombres públicos a los que les da pudor hablar de Dios. A, usted, en cambio...

-Dios está tanto en mi vida pública como en la privada y yo no puedo renunciar a Él ni en una ni en otra. Jesús dijo: “Quien se avergüence de mí yo me avergonzaré de él delante de mi Padre”.

-Y usted, claro, no quiere que eso le pase.

-No, no quiero. Además, ¿cómo voy a avergonzarme de Aquel al que amo sobre todas las cosas?

(fuente: http://www.archimadrid.es/sanlorenzo/03.htm)


domingo, 5 de octubre de 2008

sábado, 4 de octubre de 2008

CONGRESO EUCARÍSTICO DE JÁTIVA SEPTIEMBRE DE 2008

Fotos realizadas por don José Pascual Cabedo, adorador veterano de la Sección de Villarreal


Los Congresos Eucarísticos “deben considerarse como una estación (statio) esto es, como una pausa de compromiso y de oración, a la que una comunidad invita a la Iglesia universal o una iglesia local invita a las demás iglesias de toda una región, o de la misma nación o aun de todo el mundo, para que unánimemente se dediquen a considerar con mayor profundidad un determinado aspecto del misterio eucarístico ofreciendo así un homenaje de pública veneración, con el vínculo de la caridad y de la unidad. Tales congresos deben ser un signo auténtico de fe y de caridad por la plena participación de la Iglesia local y la presencia representativa de las otras Iglesias”. (Ritual de la Sagrada Comunión y del culto de la Eucaristía fuera de la Misa, n° 109)
En un Congreso Eucarístico se realiza lo siguiente: Reflexión y estudio, Celebraciones, Adoración, Culturales.
El tema del Congreso Eucarístico en Játiva era la presencia de la Eucaristía desde el Antiguo Testamento por medio de las tribus de Israel hasta el nacimiento de Cristo.














En la foto de la izquierda y empezando por la izquierda Vocal del Consejo Nacional, 2 delegado de zona de Levante , 3 Consiliario diócesis de Orihuela y 4 Adorador Nocturno de Valencia.
Ellos fueron los que explicaron este tema ante los adoradores que asistieron desde todos los puntos de España
Después del Congreso, un breve parón para reponer fuerzas ante de realizar la Santa Misa:
aquí estamos los de la Sección de Villarreal junto con otros adoradores:
De izquierda a derecha el Vicepresidente de la sección de Villarreal Don José Ortells, en 2 lugar el delegado diocesano de la Adoración Nocturna de la diócesis de Segorbe-Castellón, 3 Don José Pedro Andrés secretario de la sección de Villarreal y 4 el abanderado Don Pascual Vilanova de la sección de Villarreal.







Una vez finalizada la cena celebramos la Santa Misa:


VIGILIAS Y FIESTAS DEL MES DE SEPTIEMBRE

SECCIÓN DE VILLARREAL, FOTOS REALIZADAS POR DON JOSÉ PASCUAL CABEDO, ADORADOR VETERANO DE DICHA SECCIÓN

Fiestas de la Virgen de Gracia

La "ermita de la Virgen de Gracia". Situada a unos dos kilómetros de la ciudad, sobre una pequeña colina junto al rio Millars, "l'ermita de la Mare de Deu de Gracia", es uno de los puntos más importantes para la vida cultural y espiritual de Vila-real.
Dedicada ala Virgen de Gràcia, ésta se encontraba en lo que hoy es la Plaza Bayarri, al otro lado de la calle donde ahora se encuentra. Benito Traver hace referencia a estya capilla cuando dice: Aquesta Capella, situada al carrer que porta el mateix nom, limita per la dreta amb el carrer del Dr. Font, per l´esquerra amb la casa dels hereus dÁntonio Font Borillo i per l´espatla amb la casa de la vídua de Pedro Roca Nebot(*) (*)Traver García, Benito, Historia de Vila-real, Establiment tipogràfic de Juan Botella. 1909, p.317.

Una leyenda del siglo XVIII cuenta que un pastor encontró una antigua imagen de la Virgen María en una pequeña cueva junto al lecho del río. Esta tradición se revive en varios lugares, incluso en la plaza que hay frente a la capilla del ermitorio, con una imagen de aquel pastor "el Pastoret" -obra del escultor local José Ortells-. La historia de este santuario es incluso mucho más rica e interesante. Desde finales del siglo XIV hay anotaciones que refieren a la existencia de eremitas en este paraje. Uno de ellos, llamado Bernat Fabra,fue autorizado a construir una celda en el lugar. Unos años más tarde, en 1383, una procesión penitencial inició la tradición popular que ha convertido este lugar en un centro de culto y devoción a la Virgen María. Los trabajos para construir la actual Ermita comenzaron en el siglo XVI. La iglesia original ha sufrido diversas modificaciones y mejoras, aunque conservando su planta. La última restauración en 1986 devolvió al edificio su aspecto original tras un largo período de degradación, potenciando su uso pñublico y cultural. Dispone de una importante muestra de cerámica medieval, renacentista y barroca, que puede verse en su Museo etnológico incluyendo una sección arqueológica. También es interesante el pequeño oratorio que contiene una imagen de nuestra Patrona la Virgen de Gracia, por su decoración barroca.

La capilla
Una fachada de piedra con un arco de medio punto abre la entrada a la capilla principal del Ermitorio. Esta es una nave rectangular, cubierta por una cúpula de cruz. Desde 1633 la imagen de la Virgen María es venerada en el altar principal. Esta imagen fue originalmente enmarcada en un retablo barroco, hecho por los hermanos Ochando de Almazora. El retablo actual fue obra de Pedro Gil y muestra imagenes de San Jaime, San Pascual y Santa Isabel. El presbiterio está ornamentado con angeles alados, portando estolas referidas a la Virgen María. Sobre el arco del presbiterio, puede verse una pieza muy interesante sobre la Anunciación, fechada en 1739, de estilo barroco.

La coveta

Detrás de la entrada del Ermitorio, decorada con cerámica antigua y un curioso suelo de piedra fechado en 1776, se encuentran las escaleras que bajan hasta el oratorio de la "coveta". Esta pequeña sala, relacionada con la leyenda de la imagen, es posiblemente la celda del ermitaño que originó el santuario. Completamente restaurada y abierta al público en 1986, "la coveta" conserva azulejos de cerámica artística de Manises, fechados en 1780, y pinturas barrocas con pájaros exóticos, frutas, hojas y cintas. En el centro de la cueva puede verse una fiel reproducción de la imagen original de la Virgen del siglo XIV, obra de Llorens-Poy.http://mural.uv.es/mabusdo/cuatro.html

Del viernes anterior al primer domingo de Septiembre, hasta el segundo domingo.
Procesion Virgen de Gracia.

Estas son las segundas fiestas más importantes, tras las dedicadas a San Pascual Baylon. El viernes, una procesión discurre desde la Ermita de la Virgen de Gracia hasta la ciudad, llevando la imagen de la Virgen. Esta es una antigua tradición que arranca en 1757. Durante los diez días de fiesta, se realizan diversas celebraciones religiosas, festivales de música y danzas tradicionales, conciertos, exposiciones, competiciones deportivas, y los típicos toros por la calle: "bou per la vila" y "bou embolat" (toro embolado). De nuevo, las Peñas ó Penyes (Grupos de amigos) juegan un papel principal, como en la fiestas de San Pascual.

Uno de los actos más importantes en el cual colaboran todas las entidades de la ciudad, tanto político como religioso, es la llamada bajada de la Virgen desde su ermita hasta el Convento de los padres Carmelitas de Villarreal,donde es recibida por la autoridad política y religiosa, estando en esta última don Casimiro lópez, obispo de la Diócesis de Segorbe-Castellón (San Vicente Pául, Adoración Nocturna, Mujeres del ropero, Purisimeras, Rosarieras, Luises,San Francisco de Asis, Carmelitas... )

En esta foto los 4 gigantes reciben a la Virgen en la entrada de la Basílica de San Pascual, son de izquierda a derecha Pascual, Maria Gracia, Na Violant esposa de Jaume I, y Jaume I. Este año la Virgen se ha trasladado a la Basílica ya que la Iglesia Mayor está en obras porque el año que viene es el año de las luces

En esta otra foto, junto al Obispo está nuestro Consiliario, La figura del Consiliario, Don J. Francisco, tanto a nivel diocesano como parroquial, hace presente en el Movimiento al sacerdocio, al ministerio ordenado, por ello será un hombre que busque sinceramente la santidad personal y su unión con Dios en todas sus acciones. Sus funciones específicas pueden resumirse:

1. Estar al servicio de la palabra en orden a la educación en la fe;
2. presidir la Eucaristía y ser el ministro de la Penitencia;
3. promover la comunión eclesial tanto en el interior del Movimiento como en relación con la Jerarquía y con el resto de la comunidad cristiana;
4. alentar el desarrollo de los diversos carismas

Y aquí tenemos a los dos Patronos de la Ciudad juntos, San Pascual al fondo y en primera plana la Virgen de Gracia.